Análisis Técnico, o Cómo Perder Seguro en Bolsa

Posiblemente la visión que tenemos la mayor parte del público general sobre los profesionales de la bolsa, es la imagen de alguien dedicándose al análisis técnico.

Son aquellos que se dedican a predecir el futuro en base a cómo se ha comportado el valor de un activo en el pasado. Eso a pesar de todos sabemos que “rendimientos pasados no justifican rendimientos futuros”, magnifica frase obligatoria en los prospectos de los fondos de inversión.

MarketTiming

Disfrute con la gráfica y la coreografía del market timing. Si todavía no se ha visto a sí mismo pensando así, no se preocupe, ya le pasará.

El análisis técnico, también conocido como chartismo, se dedica a analizar gráficas. A intentar encontrar tendencias, ya sea al alza o a la baja, que permitan obtener un beneficio al comprar y vender a diferente precio. Y si la tendencia va a cambiar, encontrar el momento justo (el market timing que se diría en ingles) para montarse en la nueva ola.

Basado en la idea de que “una imagen vale mas que mil palabras”, un verdadero analista técnico solo tiene interés en la grafica, pero no en si la gráfica es del precio de una empresa, un bono, petroleo, derivados o cualquier otro cosa. El activo es indiferente, es solo la representación abstracta de un precio.

El blog Stable Investor hace un buen análisis. Sus conclusiones indican que hacer market timing no merece la pena. Él compara tres inversores que compran una vez al mes, en el momento más caro, el momento más barato, o simplemente a precio de cierre. Aún si aportáramos todo el esfuerzo personal que requiere conocer y evaluar multitud de empresas cotizadas, comprando acciones en el momento en el que están baratas, el resultado que obtendríamos a largo plazo (retornos finales, no anualizados) sería similar al que obtendríamos si simplemente compráramos al precio de cierre. Mejor aún, comprando a precio de cierre del mes nos evitaríamos el cometer errores y acabar comprando cuando los precios son máximos. De cualquier forma, la diferencia no es abrumadora, y no merece el esfuerzo.

Los analistas técnicos piensan que los movimientos del mercado son en un 10% lógico y en un 90% psicológicos, y por ello quieren encontrar patrones de comportamiento reflejados en las gráficas.

Son muy creativos en sus análisis y ven figuras en las graficas como quien ve formas en las nubes. Y es que básicamente es la misma idea ¿No le ha pasado nunca que alguien le ha dicho “mira aquella nube, que parece una cara”, y usted no veía nada? Pues es así, el análisis técnico es muy personal, y consiste en ver patrones en las gráficas cotidianas.

Su vocabulario es muy colorido. Lo han leído y oído, seguro. Con su jerga sobre “resistencias” (un precio que un activo no ha logrado superar en varias ocasiones, dando la impresión de subir y rebotar en él, lo que permite predecir que la próxima vez volverá a rebotar), “soportes” (lo contrario a las “resistencias”, un precio bajo, que el activo no ha traspasado hacia abajo en varias ocaciones, dando la impresión de rebotar y volver a subir, lo que permite predecir que la próxima vez que el precio baje hasta ahí, rebotara y volverá a subir), “hombro-cabeza-hombro” (una figura que indica que el precio va a bajar, es fácil de imaginar), y muchas más. Además utilizan las muy características “gráficas de velas japonesas”, que dan una indicacion adicional sobre si el valor sube o baja. Y en tiempos modernos utilizan tambien medias móviles (por ejemplo, el valor promedio del precio durante los últimos 200 dias, si el valor actual está por encima o debajo de la media, habra que vender o comprar respectivamente).

Quizás la principal argumentación a favor del analísis técnico consiste en que intenta adelantarse a los acontecimientos. Intenta detectar los cambios de tendencia antes que los demás, llegar antes que los demás.

A nosotros mas bien nos parece que sus predicciones son poco creibles, y en el mejor de los casos autocumplidas (si todos los analistas técnicos ven a la vez una figura que predice que el precio va a bajar, venderán sus activos para protegerse, provocando la caída que estaban esperando).

A los bancos de inversión les encantan, porque incitan al inversor a comprar y vender con gran frecuencia, que es donde ellos ganan gracias a las comisiones.

Tienen también cierto hueco en los medios de comunicación económicos, donde suele haber una sección para ellos. Normal, porque no requiere ningún conocimiento especializado, cualquiera puede ver y entender la predicción ¿Quién va a querer padecer el coste del aprendizaje, estudiar una empresa o sector económico, sus regulaciones, noticias en prensa, etc., si tiene la impresión de que la gráfica lo encapsula todo y es por ello suficiente? Es el camino fácil.

Los analistas técnicos no tienen sin embargo buena prensa en el mundo financiero. Se les considera chamanes, acientíficos, que proporcionan estimaciones sin respaldo.

Si revisamos a la lista de los más famosos inversores de todos los tiempos, como Benjamin Graham, Warren Buffett, Peter Lynch, John Templeton, George Soros; ninguno de ellos lo son por hacer análisis técnico. En todo caso análisis fundamental y macroeconómico.

Y es que seguir tendencias está bien mientras la tendencia se cumple. Pero imagínese que hubiera invertido todos sus ahorros apostando a que la tendencia alcista continuase, justo antes de una crisis (porque es así como sucede, la tendencia está clarísima cuando lleva largo tiempo mostrándose, hasta que llegan las crisis de 2000 o 2008 y se derrumba).

En definitiva, el análsis técnico es un buen ejemplo de cómo perder dinero en bolsa. Perseguir hipotéticos beneficios a corto plazo solo le llevara a pagar comisiones seguras de compraventa. Si usted lo que quiere es invertir a largo plazo, haga pocas operaciones parar minimizar las comisiones, invierta periódicamente, y relájese.

Autor: willyfog

Turista laboral por la Unión Europea. Por favor que dure. Lo que veo, leo o me cuentan no lo suelo encontrar en español, así que me gusta escribirlo por aquí.

2 comentarios en “Análisis Técnico, o Cómo Perder Seguro en Bolsa”

  1. Completamente de acuerdo…
    Aquí uno que en su día se dejó engatusar por el método de las Tortugas Hispánicas. Una idea (metodología si se quiere llamar así) que básicamente apuesta por comprar en máximos históricos para acabar saliendo del valor por venta automática con stop loss en caso de que baje un determinado porcentaje. Y en teoría, estadísticamente, se son más los valores en los que se entra y de los que no se sale, que de los que uno es escupido porque saltan los stops.
    ¿La realidad? Que tras probar el método en fake y real, se acababa palmando… Pero bueno, yo digo que fue una experiencia que me llevó a leer más y encontrar a Bogle, Browne, etc…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s