La Irracionalidad de la Política

He escuchado un podcast de The Voluntary Life: 261 Thinking Rationally Part 7: The Irrationally of Politics. Me ha parecido excepcional, así que voy a comentarlo aquí.

Jake, el autor, comenta el libro El Mito del Votante Racional, de Bryan Caplan. Explica cosas que todos hemos oído en alguna ocasión, pero lo cuenta muy bien.

Si escucha el podcast, verá que se centra en dos argumentos: la Ignorancia en Política y la Irracionalidad de la Política.

La Ignoracia en Politica. Como ciudadanos, para poder votar correctamente, deberíamos de esforzarnos en elegir el mejor candidato. Leer periodicos, sus programas electorales, criticar sus incumplimientos, vigilar sus modos y sus corruptelas, etc. Pero todo esto cuesta tiempo y dinero. Los ciudadanos, de manera automática realizamos un cálculo de coste/beneficio. Y es que el esfuerzo por estar al día es alto, y el beneficio casi nulo. Como personas individuales no tenemos capacidad de influir, pues nuestro voto es uno mas entre millones. Esto es: no merece la pena esforzarse en enterarse qué sucede en las elecciones, porque aunque lo hagamos no va a haber una diferencia apreciable. Es por ello que la política fomenta la ignorancia en los votantes.

Pero, ¿el coste/beneficio falla para todos? No, para todos no. Existen los lobbies, los grupos de interes. Grupos organizados (agricultores, mineros, etc.) sí que tienen mucho que ganar. Para ellos sí que funciona la democracia y las elecciones. Para estos grupos de presión merece la pena el esfuerzo y el coste, porque si consiguen sus objetivos tendrán una gallina de los huevos de oro asegurada por el estado para ellos solos. Ellos pueden ganar mucho, y nosotros perdemos sólo un poco. Productos agrícolas un poco más caros (sólo son unos centimillos…), seguir quemando carbon (un poco mas de contaminación no se nota…), etc. Al ciudadano medio no le merece la pena oponerse, porque el esfuerzo es muy alto y el beneficio para el ciudadano muy pequeño ¿Qué va a hacer? ¿Montar una manifestación por unos céntimos de la leche?

Pero es que una vez que el estado controla toda la economía, ya sea vía impuestos (la mitad del PIB) o vía legislación (la otra mitad del PIB, con subvenciones, desgravaciones, prohibiciones, etc.), ya no hay escapatoria. Hay millones de temas acaparados por la política, por lo que hay millones de grupos de interés. Todos como poyuelos píando en el nido para que el estado les entregue su alimento. Los ciudadanos individuales no tenemos tiempo para luchar contra tantos. Así que no nos queda mas que pagar un plus en todo lo que hacemos. Este plus, esta riqueza, es tomada por el estado y redistribuida entre los grupos de interés. Un estado clientelar en toda regla.

Pero lo que más preocupa a Jake es la llamada Irracionalidad en Politica. La democracia va mal porque los politicos hacen exactamente lo que quieren los ciudadanos. Ni más ni menos. Es que los ciudadanos somos irracionales al votar los programas de los partidos políticos.

Somos infantiles en politica, pues nos guiamos por ideas buenas y sencillas. Es curioso porque si alguien mostrara opiniones tan irracionales en cualquiera que sea el campo en el que trabajamos cada uno de nosotros, nos daríamos cuenta y seríamos críticos. Sin embargo, en política todo vale. El ciudadano tiene que votar politica exterior, obra civil, sanidad, educacion… sin saber apenas nada de todo ello. Vota simplista, y vota orgulloso de lo que vota.

A todos nos gusta que nos den la razón y ver que las cosas suceden tal y como corresponde a nuestra visión del mundo. ¿Y si no es así? ¿Si mi ideología no explica el mundo correctamente? ¿Debo de cambiar de ideas y valores? No claro, nadie lo hace. Y es que da igual, puedo tener las ideas más absurdas imaginables, que como votante no siento que vaya a pagar las consecuencias. Se vota para sentirse bien, sentirse que se hace lo correcto. Pero no porque seamos unos eruditos y hayamos leído obras completas de filosofía política y economia.

En este sentido le recomiendo al lector que lea algo de economía. Cualquier libro, por ejemplo Economía para Dummies o similar. Es un buen recopilatorio de ideas que se saben ciertas desde hace cientos de años, pero que en época electoral parece que hay que debatirlas de nuevo. Por poner un ejemplo: las medidas que toman los gobiernos para crear empleo son exactamente las mismas que habría que tomar para destruir empleo. Pero claro, esto es lo que los votantes quieren. Si los políticos no destruyeran empleo no saldrían elegidos. Esto requerirá un post para sí mismo.

Sea como sea, el ser humano es racional en todo menos en politica. Hemos abandonado las ideas que no funcionan en infinidad de ámbitos del conocimiento, excepto en política. Y es que las personas queremos creer en lo que nos hace sentir bien. No nos importa si es racional o no, a no ser que tenga un coste directo.

En la vida real no nos la cuelan. Si alguien le dice que usted puede volar y que se tire por la ventana, raro será que le haga caso. Y es que la posibilidad de estar equivocado tendría consecuencias contundentes. Ahí si que somos racionales. El coste de estar equivocado es enorme. En política sin embargo, como no pagamos las consecuencias de las ideas erróneas, podemos creer cualquier cosa. Porque nuestro voto no vale nada, la posibilidad de que nuestro voto sea decisivo en las elecciones es insignificante.

En definitiva, el drama es que la política es irracional y los votantes obtienen las terribles ideas que piden. La politica incentiva la irracionalidad, porque se lleva a cabo por grandes instituciones impersonales, y porque el sueño de cualquier votante es que salga ganador su partido para que oblige a los demás a seguir sus deseos.

Todo esto, explicado desde un punto de vista académico, es lo que se llama Teoría de la Elección Pública (Public Choice en inglés). También va al hilo de las llamadas Élites Extractivas. En ambos casos, hay mucha información en internet.

Y si quiere saber más, siga con el siguiente podcast de la serie: 262 Thinking Rationally Part 8: Popular Irrational Biases

Autor: willyfog

Turista laboral por la Unión Europea. Por favor que dure. Lo que veo, leo o me cuentan no lo suelo encontrar en español, así que me gusta escribirlo por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s