Manual Rápido para Destruir Empleo

Estas son algunas medidas que se me ocurren para generar más desempleo, para formentar la destrucción de puestos de trabajo.

Mi objetivo es ayudar a esos representantes públicos que están dudando sobre qué medidas tomar. Les escribo aquí mis sugerencias.

  • Prohiba el empleo. Esta es sencilla. Por ejemplo a través de leyes que no permitan trabajar en determinadas circunstancias, como el salario mínimo. Si un panadero vende al mes mil barras de pan a un euro cada una, al final del mes habría obtenido mil euros de beneficio bruto. Es importante que el salario mínimo sea por tanto un poco mayor, como 1100 euros al mes. De esta forma el panadero estará obligado a quedar desempleado. No porque no pueda mantenerse a sí mismo y a su familia, sino deseampleado por ley. Qué digo 1100 euros al mes, el salario mínimo cuanto más alto mejor, 11000 euros al mes, para que nadie pueda trabajar.

Un ejemplo famoso de salario mínimo es el de Sudáfrica durante los años 80 del siglo XX. El estado allí eligió un salario mínimo muy alto, digamos al nivel de productividad de un licenciado. Sin embargo, dado que el salario de los trabajadores está relacionado con su productividad, solo aquellos con formación de licenciado podían cumplir la ley. Aquellos trabajadores con baja formación habrían obtenido un salario muy bajo, y por tanto la ley les prohibía trabajar ¿Y qué trabajadores tenían baja formación? Las personas de color. Y es que esta ley del salario mínimo no se creó para proteger a los trabajadores, sino para impedir que las personas de color pudieran trabajar. La ley de salario mínimo en Sudáfrica fue una medida racista, un símbolo del Apartheid. Bueno, esta ley sí que sirvio para proteger a unos trabajadores, a los blancos frente a los negros.

  • Otorgue privilegios a grupos de presión. Por ejemplo requiriendo licencias para ciertos puestos de trabajo, como taxistas, farmaceuticos, medicos, etc. De forma que solo ellos puedan ejercer.

El ejemplo paradigmático es el de los taxistas. Si usted se queda en paro, querrá ponerse a trabajar cuanto antes. Si tiene un coche podría trabajar de taxista. Pero entonces el estado (el ayuntamiento) es el que le prohibe trabajar. No porque sea peligroso (usted es una persona normal), no porque no sepa cómo hacerlo (usted tiene carnet de conducir), no porque sea ilegal (usted pagaría sus impuestos como cualquier trabajador autónomo). No, usted tiene que aceptar quedarse en el paro por ley, “porque sí”.

  • Establezca tablas de salarios regulados. Como el salario de los trabajadores está relacionado con su productividad, si el salario asignado es mayor que la productividad, entonces la empresa no podrá generar suficientes ingresos para pagar ese salario, y por tanto ese puesto de trabajo no existirá.

Esta es la solución de Alemania del Este durante la reunificación. Los sindicatos del oeste consiguieron imponer las tablas salariales por sectores industriales del oeste en las regiones del este. Por supuesto para ayudar a sus vecinos del este, claro. Sin embargo, los trabajadores del este eran menos productivos (por formación y por equipamiento). Como las empresas no pueden por tanto pagar esos sueldos (o si lo hacen, quiebran), entonces se obtiene desempleo crónico en la antigua Alemania del este. De esta forma los sindicatos del oeste consiguieron proteger sus puestos de trabajo frente a los trabajadores del este.

  • Suba los impuestos al trabajo. Esta es la vía de los impuestos Pigouvianos. Al hacer que un bien o servicio sea más caro, estará haciendo que se consuma menos. Con la Seguridad Social (1/3 del salario bruto) y el impuesto del IRPF (de hasta el 50% del salario bruto), se consigue que de todo lo que paga un empresario al trabajador, la mitad se lo quede el estado. Así que solo le llega la otra mitad al trabajador. Esto hace que el trabajador tenga que ser muy productivo, ha de trabajar el doble de lo que necesita. Si no acepta trabajar tan duro, entonces no conseguirá el trabajo, porque a la empresa no le sale rentable contratarle por menos. No porque no pueda trabajar por menos, no porque la empresa tenga algún problema con ello, sino porque el estado hace vía impuestos que ese puesto de trabajo no sea rentable, fuerza a que esa persona se quede en el paro.

Esto es lo que sucede con el tabaco, alcohol, la gasolina, donde el precio del producto es una fracción pequeña del coste total. Veamos el ejemplo de la gasolina, donde 1/3 del coste es el de la gasolina en sí, y 2/3 impuestos (por cada euro gastado en gasolina, el estado se queda con otros dos euros). De esta forma, gracias a los altos impuestos, se consigue reducir el consumo de gasolina, porque uno evita conducir por no poder llenar el depósito.

  • Subvencione el no trabajar. Si usted establece una ayuda que entrega a cambio de no trabajar, entonces estará incentivando el no trabajar. Al fin y al cabo, podría obtener unos ingresos mayores si tuviera un trabajo, pero entonces tendrá un jefe, tendrá que madrugar, tendrá responsabilidades, tendrá que pagar más impuestos. El beneficio de ponerse a trabajar sería relativamente pequeño, y el coste enorme. No merece la pena.

El mejor ejemplo es el llamado PER, el antiguo Plan de Empleo Rural, que tiene el honor de haber mantenido en la dependencia y la pobreza a regiones enteras. La “renta básica” no es un sueño, lleva 30 años aplicándose y fracasando ante los ojos de todos.


  • Establezca muchas ayudas para encontrar empleo. Es importante que existan muchas ayudas para aquellas personas que buscan trabajo, y que estas ayudas sean pagadas por aquellos trabajadores que tienen empleo ahora mismo. De este modo castigamos al que trabaja, para dárselo al que no trabaja. Destruimos empleo que está ahora mismo generando recursos (al subir impuestos, como hemos visto anteriormente), teniendo cuantiosas pérdidas (gastos de gestión, corrupción, a veces entregando subvenciones a quien no lo necesita) a cambio de la posibilidad (que no es seguro) de generar empleo. Destruir un trabajo con seguridad para tal vez generar otro trabajo.
  • Institucionalice que trabajar es malo. Trabajar por 450 euros al mes es inmoral, por ser muy poco dinero, y el empresario que proporcione retribuciones así es un delincuente, por mantener a ese trabajador en la esclavitud. Sin embargo, si el que entrega esos 450 euros al mes es el estado, entonces es una excelente idea que está ayudando a esa persona a salir adelante. Mantener a esa persona en la medicidad es una muy buena idea, siempre y cuando el que lo haga sea el estado.
  • Haga que un trabajador autónomo tenga que pagar impuestos por respirar. Pagando 300 euros al mes obligatorios, independientemente de que el autónomo haya facturado o no, nos asegura que los trabajadores autónomos con bajos ingresos pasarán a ser parados de larga duración. Si obtuvieran unos ingresos de 450 euros al mes tal vez podrían mantenerse a sí mismos y a su familia. Pero al tener que pagar 300 euros, solo les quedarán otros 150 euros al mes que a buen seguro no les darán ni para comer.

Esta es por ejemplo una medida muy Made in Spain, porque los trabajadores autónomos de la mayor parte de los países de nuestro entorno no pagan estos 300 euros al mes, por lo que un autónomo allí sí que podría salir adelante.

  • Establezca una Legislación compleja. Una legislación que haga que todo trabajador esté siempre en riesgo de recibir una inspección y ser denunciado por hacienda. Un manual del IRPF de 1000 páginas es por ejemplo una buena medida, que sea además de obligado cumplimiento, que cambie además todos los años, y que requiera pagar a un contable para evitar cometer errores. Crear empleo, autoempleo, ha de ser tan caro y complicado que nadie quiera hacerlo, y asi nos aseguramos tener más parados.

Aplicando cualquiera de estas medidas usted conseguirá destruir una buena parte del empleo existente. Utilizandolas todas a la vez conseguirá un éxito rotundo. Note además que no me invento nada, y todas estas ideas ya están siendo ampliamente utilizadas. Tengo muy poca imaginación.

En definitiva, lo mas delicioso de este asunto es que:

Las medidas que toma el gobierno para combatir el desempleo son las mismas que tomaría si quisiera fomentar el desempleo.

Finalmente estas medidas tienen la ventaja de estar bien vistas por el ciudadano medio, de forma que podrá destruir empleo cómodamente desde su sillón ministerial y tener la seguridad de ser reelegido elección tras elección. Cuanto mayor destrucción de empleo, más votos obtendrá, cerrándose así el círculo vicioso del desempleo.

Esto que les he contado son unas ideas que se me han ocurrido un poco al tun-tun. Seguro de que si esto lo lee un funcionario de algún ministerio, encontrará pegas. Si este es su caso, puede dejarlas en los comentarios más abajo.

Autor: willyfog

Turista laboral por la Unión Europea. Por favor que dure. Lo que veo, leo o me cuentan no lo suelo encontrar en español, así que me gusta escribirlo por aquí.

4 comentarios en “Manual Rápido para Destruir Empleo”

  1. En la parte de “Otorgue privilegios a grupos de presión” quitaría a los Médicos y metería a los Notarios.

    Un médico puede salvar miles de vidas y es necesario que tenga un nivel de formación acreditado, no puede ejercer de médico cualquiera.

    En otros países, notario puede ser cualquiera que apruebe un examen sencillito, aquí parece que es superman.

    En USA es normal que en cualquier tienda, tengan sello de Notario y por 50 dólares, te hacen el mismo tramite que en España vale cientos de euros.

    Me gusta

  2. Excelente artículo donde dices verdades como puños. Lástima que la mentalidad de nuestra sociedad no está preparada para escuchar estos planteamientos. Decir estas cosas en la esfera pública trae consigo el peligro de morir quemado en la hoguera, incluso en los tiempos de la España de los 6 millones de parados que por cierto no queda tan lejos. Un saludo y me ha encantado leer estos planteamientos liberales que tan poco abundan

    Me gusta

  3. Gran artículo en el que expones toda la verdad política de hoy,mi mujer y yo tenemos una pequeñísima sl con 6 empleados,nosotros dos trabajamos 12 horas todos los días del año desde el 2 de enero al 20 de noviembre, este año nos habíamos planteado contratar a alguien más pero se han disparado tanto los costes laborales que se nos hace imposible contratar a nadie más, tocará apretar el culo.
    Gracias a estos gobiernos nuestros que tan fácil nos lo ponen para salir palante

    Me gusta

  4. Muy buen artículo.
    Cada medida económica tiene daños colaterales que es necesario evaluar. La gente tiene una visión muy parcial acerca de este tema. Se ve el estado como una fuente inagotable de recursos en temas de financiación y la gente no considera que al final son ellos mismos los que pagan los efectos de estas medidas.
    Sobre el punto de ayudar a los desempleados a conseguir trabajo, creo que sí es una buena opción, pero la forma de gestionarlo actualmente no es óptima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s