Los Beneficios del Rebalanceo

Este post es una continuación de los posts anteriores los beneficios de la diversificación y diversificar por tipos de activos.

Probablemente el mayor problema de los pequeños inversores es que somos como pequeñas barcas arrastradas por los vientos y las corrientes de las noticias y las grandes instituciones financieras. Los estudios recalcan una y otra vez que los inversores que consiguen minimizar sus compras y ventas, minimizar sus gastos, que consiguen aislarse de las noticias y mantienen su rumbo incluso en épocas de crisis, esos son los inversores a los que les va mejor.

La idea de que los inversores solemos ”comprar caro y vender barato” es una de las frases más repetidas. Todos la conocen, pero al final todos terminamos cayendo en alguna ocasión. Puede parecerle lejano ahora, pero en medio de la tormenta cuando el valor de sus inversiones se haya desplomado, sentirá la tentación de vender. Justo en el peor momento.

¿Cómo luchar contra este error? Por un lado, puede ser razonable vender las acciones de una empresa si a esa empresa le va mal. Sin embargo, al invertir en índices amplios, estamos más protegidos contra la quiebra de empresas en particular, y esto ya es una mejora.

Por otro lado, existe el llamado ”rebalanceo”. El rebalanceo consiste en ”comprar barato y vender caro”, justo lo contrario que habíamos comentado antes. Y hacerlo sin pensar, sin tener que tomar decisiones, sin la tensión de poder equivocarse. Entonces ¿Dónde está el truco?

La solución está en establecer desde el principio unos porcentajes para cada tipo de activo. Por ejemplo, 50% en acciones y 50% en bonos. Si el valor de las acciones sube con respecto a los bonos, tendrá que vender acciones y comprar bonos. Y viceversa, si el valor de las acciones baja con respecto a los bonos, tendrá que vender bonos y comprar acciones. En la práctica todo es más sencillo, porque si está en la fase de ahorro, no tendrá que vender nada, sólo comprar el activo ”barato”. Y si está en la fase de Libertad Financiera, no tendrá que comprar nada, solo vender el activo ”caro”. Sea como sea,
siempre con la intención de que los porcentajes sean otra vez los iniciales, 50%/50% en este caso.

Para que tenga efecto, habría que rebalancear con mayor frecuencia que la duración típica de las crisis. Pero no tan frecuentemente que incurramos en costes por las transacciones. Una vez al año es un periodo típico de tiempo. Las siguientes figuras muestran la diferencia entre rebalancear o no en una cartera compuesta por un 50% del índice MSCI World y el otro 50% por un agregado de bonos europeos gubernamentales. Todas estas gráficas asumen la reinversión de los dividendos, y su valor comienza por convenio en el valor 100 en diciembre de 1998, acabando la serie en enero de 2017.

Las primeras gráficas muestra la evolución con los años de la inversión de dos fondos pasivos, por un lado el MSCI World y por otro lado un agregado de bonos gubernamentales europeos. Se muestra también la inversión en una cartera con un peso inicial 50% para cada fondo. No se realizan más compras, sólo se deja evolucionar la inversión inicial. Note en la gráfica inferior que si bien la distribución inicial es de 50%/50% en cada fondo, enseguida las acciones suben de valor y toman un mayor peso en la cartera. El MSCI World muestra grandes variaciones, mientras que los bonos son más constantes. Fíjese en cómo las crisis de 2008 y 2011 son claramente visibles. Al tomar una parte de cada activo, la evolución del valor de la cartera se suaviza. Note que estas gráficas implican la acumulación de los dividendos, que al ser gráficas de los índices no incluyen el TER de los fondos (una inversión real será ligeramente menos rentable), y que el hecho de que el MSCI World y los bonos converjan al final es una casualidad.

DosFondos_sinRebanlanceo
Inicialmente, mitad de la inversión en bonos y mitad en acciones. Sin Rebalancear. Ojo al precio de las acciones en 2003 y 2009.

Las siguientes gráficas muestran la misma información que la figura anterior, pero en este caso se rebalancea cada año. El peso de las acciones y de los bonos se ajusta (vendiendo y comprando) a final de año para volver a ser 50%/50%. Este rebalanceo implica una mejora en el rendimiento, porque de forma natural obliga a vender caro y comprar barato, aunque esta diferencia es inapreciable a simple vista. La siguiente figura hace visible este efecto de rebalancear. Fíjese que cada año hay que vender en promedio el 3% del activo caro, para comprar ese mismo 3% del activo barato. Un 6% anual de compraventas, que al cabo de 18 años implica haber comprado o vendido mas o menos el 100% de la cartera (¡toda la cartera!). Como el coste típico de una operación con un broker puede ser el mas o menos del 0,25% de la operación, eso quiere decir que al cabo de los 18 años habríamos pagado el 0,25% del valor de la cartera. Pero fíjese que esta es una estimación por lo alto, que normalmente será la mitad, porque o se compra o se vende, pero no las dos cosas a la vez como en este ejemplo.

DosFondos_conRebanlanceo
Mitad de la inversión en bonos y mitad en acciones, rebalanceando anualmente.

Esta gráfica muestra la diferencia que habría habido entre rebalancear o no una cartera compuesta por dos fondos, el 50% del MSCI World y el 50% de un agregado de fondos europeos. Fíjese que al rebalancear se mejora ligeramente el rendimiento. Al cabo de 18 años la diferencia un nada desdeñable 11% (aproximadamente un 0,6% anual). Este beneficio es unas 44 veces mayor que el coste del rebalanceo (0,25% del valor de la cartera en 18 años, tal y como se ha comentado). Quizás le parezca un gran crecimiento pero note que con rebalanceo el rendimiento anualizado ha sido del 5,7% y sin rebalanceo del 5,1%, modesto teniendo en cuenta que tenemos que descontar la inflación.

DosFondos
Diferencia entre rebalancear o no. En este caso, un 11% al cabo de 18 años.

En resumen, espero haberle hecho pensar sobre la importancia de invertir en tipos de activos no correlados entre sí, y sobre realizar rebalanceos periódicos.

Nota final: Según termino de escribir este post, me doy cuenta de que Sergio Yuste ha escrito sobre el mismo tema, titulado qué es el rebalanceo, en su blog Gestión Pasiva. Merece la pena leerlo, da buenas ideas sobre cuándo y cómo rebalancear.

 

Otra nota final: Esto lo escribimos porque nos parece interesante. No somos asesores financieros. No le damos recomendaciones de compra. No obtenemos ningún beneficio de los enlaces incluidos en este post.

Autor: willyfog

Turista laboral por la Unión Europea. Por favor que dure. Lo que veo, leo o me cuentan no lo suelo encontrar en español, así que me gusta escribirlo por aquí.

Un comentario en “Los Beneficios del Rebalanceo”

  1. Hola,
    Muy ilustrativo y bien explicado. Yo en mi libro tambien recomuendo hacer rebalanceo para comprar barato las acciones, o venderlas caras, en mi caso con fondos índice de renta variable y renta fija, y con aportaciones automaticas periodicas autimatizadas. Ideal para empezar a invertir desde la adolescencia sin darse cuenta.
    Un saludo
    Antonio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s