Ingenieria de Sistemas Aplicada a la Libertad Financiera IV: Control de Riesgos

Siguiendo con la idea de aplicar métodos profesionales a temas personales (ver parte I: Introduccion, parte II: Ciclo de Vida, y parte III: Requisitos) veamos ahora el tema del control de riesgos.

Primero una introducción teórica, después el caso práctico aplicado a nuestra propia Libertad Financiera.

En tondos los proyectos existen riesgos. Riesgos de no crear un producto o servicio de la calidad necesaria, riesgo de no llegar a tiempo, riesgo que de sea más caro de lo planificado.

Una forma habitual de medir la importancia de los distintos riesgos consiste en ir uno por uno y tomar nota de:

  • La probabilidad de que un determinado suceso ocurra. Por ejemplo: si el suceso es muy improbable, posible, o seguro.
  • La importancia de las consecuencias en el caso de que el riesgo se materialice. Podríamos tener una pérdida de material, un incumplimiento de los requisitos de usuario, o un retraso en la entrega del proyecto. Las consecuencias podrían ser altas (si obliga a cancelar el proyecto), o leves (imperceptible).

Es la combinación de los dos factores anteriores lo que da una idea de la importancia de ese riesgo.

Luego asociamos una importancia al riesgo, que es básicamente la multiplicación de los dos factores probabilidad e importancia (lo habitual es darles un valor numérico). Así tendremos tres niveles: riesgo alto, medio, o bajo.

Por cierto, dependiendo del proyecto puede también tratarse este tema en positivo. En vez de hablar de “riesgos” se puede hablar de “oportunidades”.

Lo habitual es que haya muy pocos riesgos altos, y que la mayoría sean o bien de mediana importancia o de baja importancia.

No hay solución mágica contra los riesgos. Las únicas formas de mitigarlos consiste en definir unos requisitos muy fáciles de cumplir, alargar la duración del desarrollo, o incrementar el coste. Pero estas soluciones no siempre son posibles.

Se suelen dividir los riesgos en estos grupos:

  • Riesgo técnico: que es el caso en el que un requerimiento técnico no se cumple.
  • Riesgo económico: en el caso en el que los gastos exceden el presupuesto inicial.
  • Riesgo de calendario: en el caso en el que el proyecto se retrase en sus milestones.

Hay tres procesos que se llevan a cabo con los riesgos del proyecto : análisis, tratamiento, y monitorización.

  • Análisis: Una vez que se ha identificado un riesgo, lo primero es definir bien el problema ¿Cuál es su probabilidad? ¿Cual sería su efecto? Tal y como se muestra en el diagrama. Es importante tener en cuenta que la percepción del riesgo puede depender de la persona o el equipo que lo considere. De hecho, diferentes departamentos pueden sufrir una incidencia de diferente manera, incluso lo que es un problema para un departamento puede ser una ventaja para otro. Normalmente los usuarios son consultados tanto para sugerir nuevos riesgos como para estimar su importancia.
  • Tratamiento : Hay cuatro posibilidades fundamentales :
    • Evitar el riesgo, modificando los requerimientos y rediseñando el sistema.
    • Aceptar el riesgo y no hacer nada.
    • Controlar el riesgo, asignando presupuesto y recursos para mitigarlo.
    • Transferir el riesgo, típicamente a otro departamento o a un servicio externo con mayor experiencia y capacidad para tratar el riesgo.
  • Monitorización: Los riesgos pueden evolucionar, tanto su probabilidad como su importancia. Es posible que algunos desaparezcan y otros nuevos surjan. Esto requiere reuniones periódicas para mantener el proyecto bajo control. En esta monitorización se analizan los riesgos y se deciden tratamientos.

En proyectos nuevos o con grandes requisitos técnicos suele ser imposible evitar los riesgos. Así que se recomiendan los siguientes pasos:

  • Empezar el proyecto lo antes posible.
  • Iniciar varios desarrollos en paralelo, para poder elegir la mejor implementación.
  • Planificar largas fases de análisis y testeo.
  • Tener siempre un plan B.

Caso Práctico: Libertad Financiera

Apliquemos el análisis de riesgos al caso de que estemos invirtiendo, vía una cartera de inversión pasiva, para alcanzar la Libertad Financiera. Nuestras carteras son estas, y nuestro objetivo es conseguir una Cartera Eficiente.

Los mayores riesgos tratan de crisis económicas, ya sea en la Unión Europea o a nivel mundial. En el caso de la crisis mundial, si a las acciones le va mal, cabe suponer que a la deuda pública contrarrestará al menos parte de las pérdidas. Y en un escenario de fin del mundo tal y como lo conocemos, muy probablemente Bitcoin sea un activo donde refugiarse.

La crisis económica en países individuales, como España, es poco relevante gracias a la diversificación.

Podría caer un meteorito que arrasara la humanidad, como ya pasó con los dinosaurios, pero como no podemos hacer nada contra eso, aceptamos el riesgo y no hacemos nada.

También podría cerrar la bolsa en la que compramos ETFs (Xetra, Euronext), pero entonces nos pasaríamos a la otra, o a Londres.

Podría cerrar nuestro broker Degiro, pero entonces pasaríamos los activos a otro broker de los muchos que hay.

En resumen: Tenemos los riesgos bajo control. Los que son tratables los tenemos estudiados y estamos preparados por si suceden.

 

SysEng_05_Riesgos
Potenciales riesgos invirtiendo para alcanzar la Libertad Financiera

Autor: willyfog

Turista laboral por la Unión Europea. Por favor que dure. Lo que veo, leo o me cuentan no lo suelo encontrar en español, así que me gusta escribirlo por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s